No seas vencido de lo malo

No seas vencido de lo malo

Ya hemos vivido demasiado tiempo dejándonos llevar por el mal. Ahora es tiempo de vivir el Evangelio y de desarrollar el fruto del Espíritu.
Porque quien tal haga es un vencedor en Cristo.

Ya estáis limpios

Ya estáis limpios

Si en algún momento el acusador quiere hacerte sentir indigno, trayendo a la memoria tu pasado, recuerda que Dios ya te ha limpiado y te está preparando para dar fruto.

Y Él os dio vida

Y Él os dio vida

Todos los grandes siervos y siervas de Dios comenzaron siendo personas muertas espiritualmente. Como tú y como yo. Fue Dios quien les dio vida y les capacitó para la obra a la que fueron llamados.